Eduardo Cáceres - Dina Boluarte (Fotos: Ideeleradio - Presidencia)

 

Otro flanco

Ideeleradio.- La presidenta de la República, Dina Boluarte, está en una situación complicada y su discurso expresa un nivel de desesperación, sostuvo el filósofo e investigador social Eduardo Cáceres, tras considerar que la forma como ha encarado los interrogatorios alimenta esa apreciación de que busca quedarse en el Gobierno.

“Entonces, el recurso de estas amenazas, la amenaza de acusar a los opositores —comenzó con Verónika, pero después seguir con cualquiera de nosotros como traidores a la patria— el amenazar con un despliegue policial militar incluso mucho mayor en el mes de julio, amenazar muertos son los recursos que expresan también un nivel de desesperación”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Yo no creo que eso exprese un poder consolidado, más aún simultáneo se le abre este flanco con su principal soporte político, que es el fujimorismo y su gobierno comienza a ser bombardeado por misiles del principal grupo económico mediático, el Grupo El Comercio. Entonces, ahí está en una situación complicada”, indicó.

Quedarse en el Gobierno

Consideró, además, que es clarísimo que la decisión de la presidenta Dina Boluarte es quedarse en el Gobierno hasta el 2026, y que ahí juega, por un lado, el tema central de la impunidad. Estimó que ese enfoque se desprende, además, de la forma en que la mandataria ha respondido a los interrogatorios de la Fiscalía de la Nación.

“Creo que su decisión [la de Dina Boluarte] es buscar quedarse en el Gobierno. Creo que su decisión es esa. Eso está clarísimo en los anuncios y amenazas que ha hecho. La forma como ha encarado los interrogatorios alimenta esa apreciación”, declaró.

“Creo que ahí juega por un lado el tema de la impunidad central. Creo que está convencida —seguramente se lo alimentan cotidianamente— de que si sale del Gobierno va a entrar a un tobogán de denuncias judiciales y de muy probable encarcelamiento por los crímenes cometidos, y que entonces [desde su posición] su única opción es quedarse ahí como su apuesta principal”, acotó.

Las responsabilidades

Mencionó, del mismo modo, que el tipo de respuesta de la jefa de Estado en los interrogatorios fiscales ha apuntado a eludir responsabilidades y atribuirlas a otros, al igual que los altos mandos de las fuerzas armadas y policiales.

“Ahora es complejo porque sus limitados recursos políticos —creo que ahí pesa mucho eso también— la llevan a tener actitudes que pueden ser leídas como contradictorias, pero no lo son en última instancia. Su respuesta en los interrogatorios ha sido eludir responsabilidades, ha sido eludir responsabilidades y descargarlas sobre otros”, refirió.

“[Ella dice] yo no conozco los planes operativos, yo no manejo la operatividad cotidiana. [Ella sostiene] soy jefe. pero no soy jefe, y después lo que han dicho los generales es peor ciertamente: tirar toda la responsabilidad hacia sus subalternos. Entonces, no hay posible espíritu de cuerpo firme tampoco. O sea que ese es uno de los problemas que tiene este gobierno”, apuntó.

Más en Ideeleradio

Ver video