Eduardo Ballón - Dina Boluarte (Fotos: Ideeleradio - Presidencia)
Eduardo Ballón - Dina Boluarte (Fotos: Ideeleradio - Presidencia)

Profundidad de la crisis

Ideeleradio.- El caso de los relojes Rolex pone a la mandataria Dina Boluarte en el centro del candelero en un momento de debilidad en el que se produjo un cambio en la Presidencia del Consejo de Ministros y se plantean interpelaciones desde el Congreso, opinó el antropólogo Eduardo Ballón.

“Sin ninguna duda, es claro que el caso de los Rolex la pone en el centro del candelero en un momento de debilidad, porque la salida de [Alberto] Otárola y el ingreso de [Gustavo] Adrianzén es, sin ninguna duda, uno de los momentos de mayor debilidad”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[Es un] momento de debilidad que se agrava por la decisión del Congreso de recordarle que su cancha se le ha estrechado y se lo recuerdan a través de la sucesión de interpelaciones y, seguramente, la censura por lo menos de uno de los cuatro ministros que están en cola”, añadió.

Ballón Echegaray cuestionó, asimismo, que el caso de los relojes Rolex que usa la mandataria aparezca con mayor peso que las muertes y los centenares de heridos que se registraron durante las protestas sociales ocurridas entre diciembre 2022 y febrero 2023.

“Ahora lo que hay que señalar con absoluta claridad es que el momento es también demostración de la profundidad de la crisis a la que asistimos en el país, porque que el Rolex aparezca con mayor peso que 60 muertos, centenares de heridos, a la persecución judicial de muchos de los dirigentes de las protestas, demuestra evidentemente la tesitura que tenemos en ese momento”, indicó.

Enfrentamientos entre poderes

El analista dijo, asimismo, que “el espacio que le queda a Dina Boluarte hacia adelante es cada día más incómodo”. Mencionó que estamos en un momento en el cual los enfrentamientos entre los distintos poderes del Estado se han acelerado.

“La pregunta de fondo es: hasta dónde llega el adelante y hasta dónde va a ser tolerable su incomodidad. Y la pregunta adquiere sentido, porque es evidente que la preocupación, el interés del Congreso es exactamente eso un interés. Es decir, un personaje como Alejandro Soto y un personaje como cualquiera de los integrantes de una enorme mayoría de este Congreso resultan tan impresentables y tanto más censurables que la señora Boluarte”, indicó.

“Ahora es claro, sin embargo, que estamos en un momento en el cual los enfrentamientos entre los distintos poderes del Estado se han acelerado, es decir, la guerra Fiscalía, Ministerio Público en general, con el Congreso de la República; el Poder Judicial con el Congreso de la República, etcétera, son definitivamente parte de un proceso que tiene un tono final. La gran pregunta es si el final es el 2026, como pretende Boluarte, o si el final es adelantado”, expuso.

Adelanto de elecciones

Finalmente, no descartó que en los siguientes meses se abra nuevamente la posibilidad de que se discuta el tema de un adelanto de elecciones, en la que los actores políticos o sociales contemplen como línea de salida el Congreso, en cualquiera de los escenarios.

“La última vez que conversamos yo te señalaba que creía que las posibilidades del adelanto empiezan a crecer. Y el mismo puede producirse por varios lados. Varios lados que tienen siempre como línea de salida el Congreso. El Congreso directamente que termina de cerrar, digamos, el rediseño que busca y de poner los candados que les garanticen su reproducción y la impunidad de los interesados en la impunidad, que son muchísimos”, explicó.

“Entonces, en este contexto de múltiples descontentos, a mí no me sorprendería que, digamos, en los próximos 15 meses asistamos a un adelanto interesado de las elecciones, promovido por distintos espacios, pero con línea de salida de este parlamentarismo autoritario y de esta coalición autoritaria y conservadora que está gobernando”, puntualizó.

Más en Ideeleradio

Ver video