Carmen Masías - Ideeleradio
Carmen Masías - Ideeleradio

Hay toda una reconversión de algunos senderistas

Ideeleradio.– Los senderistas del Vraem (Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro) están alejándose de sus acciones políticas de base para incursionar en otras actividades ilícitas ilícitas, como el narcotráfico y el sicariato, sostuvo la presidenta ejecutiva de la Comisión Nacional Para el Desarrollo y Vida Sin Drogas (Devida), Carmen Masías.

“[¿Hay una presencia muy fuerte de Sendero Luminoso en el Vraem?] Yo no creo que el problema sea tan de presencia, aunque sí hay remanentes que están muy mezclados con el sicariato o que han tomado la forma de sicariato”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Masías Claux recordó, además, que cuando la Policía capturó al cabecilla terrorista de Sendero Luminoso, Florindo Eleuterio Flores Hala, más conocido como “Camarada Artemio”, le encontraron una gran suma de dinero en dólares.

Para la titular de la Devida, la permanencia de estos grupos no se debe exclusivamente a factores ideológicos, explicó que ahora se trata de una relación entre el narcotráfico y el terrorismo sin la que no se podrían sostener.

“Hay toda una reconversión de algunos senderistas [hacia el narcotráfico]. No creo que en todos [los remanentes esté primando por el factor ideológico]. Los Quispe Palomino están absolutamente conchabados con el narcotráfico y viceversa, porque no podrían sostenerse. Hay más o menos 200 personas vinculadas a los Quispe Palomino, y hay 52 bases militares, según Devida”, anotó.

Una bomba destino

Para Carmen Masías, el problema del Vraem es que de sus 69 distritos, 31 están directamente vinculados al sembrío de la hoja de coca y nueve de ellos dependen únicamente a esta planta.

“Hay laboratorios clandestinos, hay cocinas, por supuesto, y hay lavado de dinero. Para mí es una ‘bomba de tiempo’ que tiene que ordenarse y articularse y que tiene que tener un balance entre el Ejército y la Policía”, expresó.

Sostuvo que debería haber un balance, de acuerdo a la estrategia 2017-2021, entre las funciones y roles de la Policía y las Fuerza Armadas. “No hay ese equilibrio, sí [es una presencia militar], porque los militares están encargados de la seguridad territorial, que estén en frontera y protejan a la Policía.

Erradicación y presencia del Estado

Mencionó que en la actual gestión del Ministerio del Interior (Mininter) ha mejorado notablemente los decomisos de droga, por el uso de estrategias de inteligencia policial. Planteó como alternativas la erradicación en zonas menos sensibles, reforzar la presencia del Estado, el trabajo juvenil y desarrollo inmediato.

Desestimó, finalmente, las opiniones que plantean que no se siga la erradicación de cultivos de coca y se mostró en contra de una erradicación masiva o compulsiva.

“[…] Yo no sería partidaria de entrar con una intervención masiva y violenta. Creo que cada zona tiene características distintas. Hay que erradicar, eso lo decide el Mininter, las zonas menos sensibles o las que no dependen absolutamente de la coca, porque no se puede hacer una cosa compulsiva y dejar a la gente, al día siguiente, sin nada”, sentenció.

Más en Ideeleradio

Comments

comments