Jorge Bracamonte - Ideeleradio
Jorge Bracamonte - Ideeleradio

Con personalidades políticas

Ideeleradio.- La Coordinadora Contra la Corrupción impulsa la firma de un pacto ciudadano para este 28 de febrero, documento que deberá ser entregado al fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, y al presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), informó Jorge Bracamonte, secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH).

Fue al comentar que la Coordinadora Contra la Corrupción, conformada por instituciones como la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, CGTP, SUTEP, el IDL, Aprodeh, Flora Tristán, el colectivo Keiko No Va, entre otras organizaciones, prevé también una movilización nacional para el 14 de marzo.

“Desde hace más de un mes hemos venido conversando desde distintos espacios e instituciones, y finalmente hemos constituido la Coordinadora Contra la Corrupción estamos promoviendo la firma de un gran pacto ciudadano, donde vamos a convocar al conjunto de personalidades políticas, sin ningún sesgo partidario, político, social o intelectual o cultural para que se sumen a esta lucha contra la corrupción”, sostuvo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[Desde la Coordinadora Contra la Corrupción queremos] además proponer algunas medidas concretas, porque no podemos quedarnos en pretender que la justicia, por sí sola, enfrente esto”, anotó.

El 28 de febrero

Bracamonte Allaín remarcó que es importante que este pacto plantee reformas estructurales frente a la corrupción evidenciada tras el caso Odebrecht. Precisó que habrá un evento público que, inicialmente, está previsto para el 28 de febrero.

“Vamos a tener un gran evento público, hemos solicitado a la Biblioteca Nacional que nos permitan usar su auditorio, y ya están por respondernos estos días”, refirió.

“Inicialmente hemos propuesto el 28 de febrero, vamos a ver cuál es la disponibilidad del espacio. La idea es que se firme este pacto ciudadano, y se le haga entrega a quienes tienen que estar vigilantes, en este momento frente a la corrupción, al fiscal de la Nación y al presidente de la República”, puntualizó.

Una quiebra moral y ética

El secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) sostuvo, en otro momento, que no solo se trata de que hay cierta tolerancia de parte de la ciudadanía frente a la corrupción, sino que existe un comportamiento de las élites políticas que terminan inmersos en estas maquinarias de corrupción.

“Allí hay una suerte de quiebra moral y ética, hay una cierta desesperanza en la democracia y en las instituciones, producto de lo que han hecho la propia élite y los tres partidos responsables de la transición democrática lo que han hecho es traicionarnos y traicionar a la democracia misma”, declaró.

Argumentó que hoy podemos tener casi de manera muy clara que un mecanismo de financiamiento viene a través de la corrupción o de las economías ilegales. Sin embargo, resaltó la capacidad de resiliencia de la sociedad peruana, como en la que época en que esta se movilizó frente al gobierno de Alberto Fujimori.