César San Martín - Ideeleradio - Foto: Ideeleradio
César San Martín - Ideeleradio - Foto: Ideeleradio

Ideeleradio.- Es obvio que hay una persecución hacia los jueces, afirmó el magistrado supremo César San Martín, tras sostener que la decisión que se adoptó respecto al caso de las desapariciones forzadas en Madre Mía no fue incorrecta ni dolosamente injusta.

Fue al comentar la decisión que adoptó cuando fue juez titular de la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema, que en diciembre del 2009 decidió archivar definitivamente el Caso Madre Mía, ratificando que no había lugar para pasar a juicio oral a Ollanta Humala.

“[¿Cree que se tiene que revisar el tema de la absolución en el caso de compra de testigos?] Fíjese que es una situación tan clara, que ya esto da lugar que es una persecución contra los jueces. Si es obvio y todos lo dicen que esto nuevo que se sabe, es eso nuevo, mal se puede prejuzgar hacia atrás [y decir] que la decisión fue incorrecta e injusta, dolosamente injusta”, comentó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

10 magistrados opinaron sobre el caso

El juez supremo sostuvo que no se trata de defender una decisión, sino del razonamiento que se tuvo para decidir archivar el caso. Mencionó que el teme fue evaluado por 10 magistrados, entre jueces y fiscales, superiores y supremos.

“No se trata de defender a rajatabla una decisión, no es mi competencia. Se trata sencillamente de hablar de razonabilidad de la decisión y hay un dato a tener en cuenta que son 10 magistrados que así opinan, pero además el fiscal del Ministerio Público no acusa y lo ratifica el fiscal supremo tal posición [Pablo Sánchez]”, expresó.

“Entonces prima el principio acusatorio y el Poder Judicial no puede hacer mucho al respecto, tiene que seguir ese tema, porque el fiscal no ha acusado”, agregó.

Señaló que el razonamiento del Poder Judicial evaluó el comportamiento no solo de los hechos sino de cómo se había desarrollado el proceso.

“Uno no puede ser más papista que el papa […]. No soy acusete, solamente defiendo y aclaro lo que se ha hecho nada más. […] Son tres miembros de la Sala Penal, antes el fiscal, el señor Víctor Cubas Villanueva, los tres magistrados de la Sala Penal, Jimena Cayo, Rosa Amaya Saldarriaga, Cayo Alberto Rivera Vásquez, el fiscal supremo, el doctor Pablo Sánchez, y los cinco miembros de mi sala”, opinó.

Comments

comments