César Cárcamo (Foto-Presidencia)

 

No han sido muy efectivas

Ideeleradio.- Las cuarentenas tienen su efecto, pero es muy importante incidir en la conducta de la gente para detener el avance del COVID-19, sostuvo el epidemiólogo César Cárcamo.

“Tenemos ahora una segunda ola, comenzaron a subir nuevamente los casos. El Gobierno ha hecho una cuarentena, pero mucho más débil que la anterior. Es obvio para todo el mundo que las medidas de control no eran las mismas que la anterior y los casos han subido, y nuevamente han llegado a un pico, en las condiciones en las que estamos. Eso me indica a mí que que sí las cuarentenas tienen un efecto, pero mucho más importante es la conducta de las personas”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Las medidas que ha implementado esta gestión y la gestión previa han podido desviar un poco el curso de la pandemia, pero no lo han podido alterar de una manera tan importante”, refirió.

El experto dijo que todo está en manos de la población que ya sabe qué hacer para evitar el contagio del COVID-19. Incidió en la importancia del aislamiento social, el evitar las aglomeraciones y lugares cerrados que no tienen ventilación. Incidió también en el uso correcto de las mascarillas, el lavado frecuente de manos y mantener la distancia entre las personas.

“En este caso, quedan las cosas en manos de la población porque en este momento, no me están obligando a que mi hijo vaya al colegio, no me están obligando a ir a comprar a un centro comercial, a misa, al casino, al gimnasio o al restaurante. Entonces, todavía puedo voluntariamente hacer teletrabajo y puedo mantenerme aislado. Entonces, yo creo que  recae mucho más en las personas, y las personas ya saben qué hacer”, refirió.

Segunda ola fue más grande

En otro momento, el epidemiólogo explicó que la segunda ola ha sido más grande en Lima que en otras regiones del país. Señaló que no se puede hablar de inmunidad de rebaño porque el virus tiene variantes.

“En Lima, la segunda ola ha sido más grande que la primera, y una de las razones es que al final de la primera ola la prevalencia en Lima era como 40% y en ciudades como en Iquitos era como del 70%. O sea, había una proporción mucho más grande de la población que seguía siendo susceptible al virus. Considerando pocas variables, eso es lo que determina que tan grande es la segunda ola con respecto a la primera”, subrayó.

“Una cosa importante es, cuando se habla de la inmunidad de rebaño, es que los humanos no son un rebaño, […] pero con este virus y con la cantidad de personas contagiadas, empiezan a jugar otras variables, el virus cambia y se vuelve más contagioso, antes se necesitamos un 70% de prevalencia para que ese virus desaparezca, pero viene este virus diferente que hace que esa prevalencia del 70% ya no sea suficiente para es inmunidad de rebaño”, detalló.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments