Carlos Reyna - Ideeleradio
Carlos Reyna - Ideeleradio

 

Destruyendo el Estado

Ideeleradio.- Hay una dictadura controlada por una coalición de pirañas depredadoras que han llegado al Estado en sus diferentes niveles de gobierno: el central, los gobiernos regionales y municipales, opinó el sociólogo Carlos Reyna.

“Lo que tenemos es una coalición de pirañas depredadoras que han llegado al Estado para hacerse de los recursos que mantiene el Estado en sus diferentes niveles de gobierno: los gobiernos regionales, los municipales y, particularmente, del Estado central, porque en los mismos días que está ocurriendo el escándalo de los Rolex, se conocía que nuevos montos importantes del presupuesto de la república se regalan al Congreso, lo que ilustra en una serie de aspectos esto que está pasando”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[Lo que hay es] una dictadura controlada por una coalición de pirañas depredadoras y esto no va a hacer más que seguir destruyendo al Estado peruano“, anotó.

Reyna Izaguirre advirtió, en ese sentido, que hay un estrato político que ha sido tomado por grupos que llegan exclusivamente para obtener un beneficio propio. Apuntó que estos sectores actúan, hoy en día, de una manera absolutamente descarada.

“Efectivamente, porque lo que tenemos es un estrato político que ha sido tomado por grupos que llegan a ella exclusivamente para medrar, exclusivamente para beneficio propio, y por el poder político que han acumulado, dentro del cual una de las cosas más importantes que tienen es el respaldo de las Fuerzas Armadas, ya actúan de una manera absolutamente desvergonzada y descarada”, explicó.

Una dictadura

El sociólogo consideró que, pese a algunas apariencias formales, estamos viviendo una dictadura, en la que como rasgo clásico de ese régimen político hay “una presidenta y un Congreso que hacen lo que quieren con la ley”.

“Lo que ha ocurrido estas últimas dos semanas es una clarificación mayor de lo que tenemos en el Perú como régimen político. Lo que tenemos, desde mi punto de vista, es algo que, pese a algunas apariencias formales —es lo que vengo opinando hace un tiempo— es una dictadura”, declaró.

“Tenemos una presidenta y un Congreso que hacen lo que quieren con la ley, que es uno de los rasgos más clásicos en la dictadura. No existe el marco legal, no se respeta para nada lo que se estipula en la Constitución, en las leyes principales que regulan el comportamiento del Ejecutivo, del Congreso, y que atacan libertades escandalosamente”, añadió.

Apuntó que una característica de la situación que vivimos es, por un lado, el ataque al secreto de las fuentes del periodismo, y por otro, los proyectos de ley que se han presentado en el Parlamento para restringir el derecho a la libertad de expresión y la libertad de prensa.

“Por ejemplo, estas agresiones últimas que vienen habiendo con respecto a la libertad de expresión y a la libertad del trabajo de los periodistas, porque no solamente son las agresiones a Gustavo Gorriti, respetadísimo y apreciado periodista y amigo, sino también son proyectos de ley que en el Congreso se presentan a raudales para restringir el derecho a la libertad de expresión, a la libertad de prensa y al trabajo de los periodistas. En este caso atacando, por ejemplo, el secreto de las fuentes de los periodistas”, mencionó.

Sin capacidad de respuesta

El analista estimó que al actual contexto de inestabilidad económica mundial se suman en el caso de nuestro país los problemas de inseguridad y el avance de la criminalidad organizada. Cuestionó, en ese sentido, que el Estado no tenga una capacidad de respuesta.

“Aún otras más, como la inestabilidad económica que hay en el mundo, pero también las amenazas locales como, por ejemplo, la incontenible criminalidad organizada que frente a ese tema, en verdad, el Perú ya tiene un Estado fallido no puede hacer nada, no tiene capacidad de respuesta frente al avance incontenible de la criminalidad organizada”, refirió.

“Ya me contaban recientemente que el sicariato ya apareció activo y sanguinario en una región pequeña que parecía no tenerla todavía esa lacra, la del sicariato, y me refiero a Tacna. Entonces, prácticamente ya está el Perú cubierto por el crimen organizado, las extorsiones, los asesinatos por encargo, y esto sigue y sigue, y va a seguir creciendo porque no tenemos un gobierno que se mueva por consideraciones racionales, legales, decisiones basadas en evidencia informada, porque no les interesa gobernar”, aseveró.

Individualismo y economía neoliberal

Sostuvo, finalmente, que hay un vaso comunicante muy claro entre la cultura individualista —en la que existen sectores que consideran que cada cual debe salvarse, que no importa el bien común ni el interés general ni lo que pase con el Estado— y la economía neoliberal, que lo que pregona es que “todo lo resuelve el mercado”.

“Entonces, la lógica del mercado donde todo se compra y todo se vende es algo que terminó de copar por completo también a la esfera política. Aquí ya no entra casi nadie a la política con una idea de bien común. Aquí casi todos, especialmente los más exitosos, los que entran son aquí con la cultura de todo se compra, todo se vende”, señaló.

“Entonces, por eso es que esta actitud refleja medio paranoica de los congresistas de que han desarrollado respecto a quienes no los apoyan a decir cosas alucinantes, como que hay periodistas, especialmente los que son más peligrosos para ellos, los que son más exitosos en sus destapes que están articulados inclusive a intereses internacionales”, expresó.

Más en Ideeleradio

Ver video