Mario López Chávarri - Foto: Andina
Mario López Chávarri - Foto: Andina

 

Reconoce la soberanía

Ideeleradio.- El Acuerdo de Escazú no implica la pérdida de soberanía y su aprobación no generaría nuevas obligaciones desde la perspectiva ambiental para el Perú, aseguró el ministro de Relaciones Exteriores, Mario López Chávarri, tras subrayar que la posición del Gobierno siempre ha sido a favor de la entrada en vigencia de dicho tratado internacional.

Fue al ser consultado sobre la solicitud que hizo el congresista Guillermo Aliaga (Somos Perú) al presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Gilmer Trujillo, para que se reconsidere la votación que determina el archivamiento del Acuerdo de Escazú.

“Nuestra posición como gobierno ha sido muy clara. Desde el momento en que hemos presentado el expediente del Acuerdo de Escazú al Congreso, hay una manifestación de voluntad de que este acuerdo sea aprobado por el Poder Legislativo y posteriormente sea ratificado”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“La Comisión de Relaciones Exteriores tomó una decisión, cosa que nosotros respetamos. Guardamos pleno respeto por las funciones del Poder Legislativo, sus competencias y por la decisión adoptada. Nuestra posición siempre ha sido a favor de la aprobación y la entrada en vigencia del acuerdo”, apuntó.

No es pérdida de soberanía

El canciller reiteró que la posición del Poder Ejecutivo siempre ha sido a favor que entre en vigencia dicho acuerdo, previa decisión del Parlamento. Enfatizó que el mismo no implica una pérdida de soberanía.

“Siempre hemos señalado que el Acuerdo de Escazú no implica la pérdida de soberanía, más bien reconoce la soberanía nacional sobre los recursos naturales, igualdad soberana y su contenido se concentran en la asignación de derechos de los cuales el Perú cree y promueve”, indicó.

“El acuerdo [de Escazú] no genera nuevas obligaciones, desde la perspectiva ambiental, y más bien constituye un elemento que refuerza los compromisos del Perú en el ámbito ambiental, en tres grandes áreas: en el acceso a la información, el acceso a la justicia y a la protección de las personas que desarrollan trabajos en el campo ambiental, los cuales están cubiertos plenamente por la normativa interna peruana”, adelantó.

Diálogo amplio.

Recordó que el acuerdo de Escazú se firmó por el Perú el 2018 y se envió al Legislativo en el 2019 para que haya un diálogo amplio.

“Recuerden que el Perú subscribió el Acuerdo de Escazú en el 2018. El 2019 lo presentó al Congreso, todavía no es un acuerdo que ha entrado en vigor. Todavía faltan algunos procesos internos en los países de la región para que sumen el número necesario de países que han ratificado este acuerdo, y nuestra disposición adicional frente al Congreso ha sido de fomentar un amplio diálogo entre todos los actores de la sociedad peruana respecto a este tema”, acotó.

“Había posiciones diferenciadas frente al acuerdo ambiental de Escazú. Fue una propuesta de convocatoria amplia y creemos que el Congreso era el mejor escenario para que se lleve a cabo ese tipo de diálogo y presentación de las diferentes posiciones. Me alegro y felicito a la Comisión de Relaciones Exteriores porque acogió ese pedido, realizó el diálogo amplio […] y creo que eso ha sido positivo”, refirió.

Como se recuerda, la Comisión de Relaciones Exteriores aprobó el predictamen para la no ratificación del Acuerdo de Escazú que se adoptó en el 2018.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments