Avelino Guillén - Ideeleradio
Avelino Guillén - Ideeleradio

 

Usan al Congreso

Ideeleradio.- Fuerza Popular no es un partido político, porque no piensa en el destino del Perú o en los proyectos que pueden beneficiar al país, afirmó el exfiscal Avelino Guillén, tras advertir que hay un sector que busca destruir las investigaciones del Ministerio Público.

Fue al comentar el caso de Wilfredo Ponce de León, exjefe del área jurídica del Congreso, quien fue separado del cargo luego que se informara que se presentó como abogado de Keiko Fujimori en un viaje a Tarapoto para buscar información sobre Rafael Vela Barba y Rolando Reátegui.

“Hay todo un poder del Estado que está al servicio de una agrupación [que es Fuerza Popular], de una organización. No denomino a esa organización [que es Fuerza Popular] como partido político, porque no lo es. En los chat La Botica, ¿cuándo piensan y hablan sobre el destino del Perú o el proyecto que lo va a beneficiar?”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Peligro procesal

Guillén Jáuregui se refirió, en otro momento, a la casación interpuesta por la defensa de Keiko Fujimori. Señaló que el tema de discusión no es la libertad de la lideresa de Fuerza Popular, sino del peligro procesal.

“Acá no es discutir sobre la libertad de una persona, sino el peligro procesal. El tema del peligro de fuga ya lo ha analizado el doctor César San Martín en una casación muy amplia, pero la casación y la obstaculización y la obstrucción eso está pendiente.[…] Acá el objetivo  [que tienen] es derribar y destruir las investigaciones que tiene a su cargo el Ministerio Público”, indicó.

“Un recurso de casación es una especie de juzgamiento de las resoluciones judiciales. No se evalúan las pruebas, se evalúa el contenido, la motivación de primera y segunda instancia. Es un tema complejo”, argumentó.

Prisión preventiva

Finalmente, consideró que si se resuelve a favor del pedido de la defensa de la lideresa de Fuerza Popular será muy difícil que se dicten mandatos de prisión preventiva respecto a los procesados.

“[¿Qué va a pasar si le dan la razón a Keiko?] Va a ser muy difícil que se dicten mandatos de prisión preventiva, porque van a señalar esta nueva corriente, esta nueva precisión de la Corte Suprema. Si una persona amenaza a un testigo, lo presiona para que declare en determinado sentido y dice que eso no es obstaculización a la investigación, entonces la Fiscalía está con las manos atadas”, refirió.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments