Pedro Pablo Kuczynski - Alejandro Toledo - Ideeleradio - Foto: Andina
Pedro Pablo Kuczynski - Alejandro Toledo - Ideeleradio - Foto: Andina

Ideeleradio.- El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), podría estar entre la gente que siente temor por lo que Alejandro Toledo pueda decir si es extraditado, porque fue su ministro de Economía y presidente del Consejo de Ministros cuando se dio la concesión de la carretera Interoceánica, opinó el exprocurador Antonio Maldonado.

“No tengo dudas respecto de que había gente temerosa de la llegada de Toledo al Perú y lo que Toledo podría decir. [¿Entre ellas Kuczynski?] Podría ser, porque fue su ministro de Economía, presidente del Consejo de Ministros. [Sobre] Kuczynski, hoy día se aprecia más sus debilidades políticas”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Apuntó que parte de esa debilidad y pasivo se evidencia en el papel que habría cumplido Kuczynski Godard y parte de su actual entorno en la concesión del derecho de gracia a Alfredo Jalilie Awapara, el 14 de junio de 2006, durante el gobierno de Toledo Manrique.

“Por ejemplo, en lo que se refiere a indultos tiene un lamentable pasivo que explicarle al país, por ejemplo, su papel en el indulto de Jalilie, ¡por favor! No solo PPK, es un grupo de personas alrededor de él, que yo tengo perfectamente identificadas, y que tienen un papel en su gobierno”, dijo.

La extradición de Toledo

Maldonado Paredes consideró que la paralización del trámite de extradición al ex jefe de Estado, Alejandro Toledo, no es responsabilidad del magistrado Abel Concha, quien estuvo a cargo del caso Ecoteva, sino más bien que es reflejo de la mala actuación del Ministerio Público.

“En el caso Toledo ello ocurre porque la autoridad central, que es ahora el Ministerio Público, no ha tenido el papel de orientar adecuadamente a la autoridad judicial, porque es su deber proveerle con la información suficiente. […] Creo que sí [la responsabilidad se centra en el Ministerio Público]”, aseveró.

“Lo que han hecho es atacar al juez Concha y me parece que eso es incorrecto. Debió haber un espacio antes de la controversia publica institucional, que además fue una vergüenza […] Un espacio de cooperación interinstitucional donde la autoridad debería haber cumplido su deber y haber explicado cuáles eran los parámetros para haber logrado la extradición”, formuló.

Cambio de estrategia

El ex abogado del Estado recordó que Estados Unidos ordena la detención preventiva de manera muy limitada, y que esta procede cuando hay un buen trabajo del Poder Judicial que lo solicita. Sugirió, finalmente, un cambio de estrategia desde la justicia peruana.

“Ahora el dilema no es el tiempo, sino hacer bien el trabajo [de la extradición], que me parece consiste en variar la estrategia. La estrategia principal no debe ser lograr la detención preventiva con fines de extradición, sino preparar un buen cuaderno de extradición y traerlo”, subrayó.