Antonio Maldonado - Ideeleradio
Antonio Maldonado - Ideeleradio

Así como se rechaza a Sendero

Ideeleradio.- Es intolerable que el fujimorismo haya tenido el nivel de participación política que logró en las últimas elecciones generales, cuando ni el expresidente Alberto Fujimori ni su hija Keiko ni su entorno político han pedido perdón por los casos de corrupción de los noventa, que representaron pérdidas por más de 14 mil millones del Estado.

Fue al considerar que Fuerza Popular no tiene la legitimidad ni la autoridad moral para plantear reformas constitucionales, porque sus líderes no han hecho ninguna autocrítica respecto al gobierno fujimorista.

“Yo no le he escuchado jamás una autocrítica ni un pedido de perdón ni un arrepentimiento de Fujimori ni de su hija ni del sector político que ellos representan ni del reconocimiento de los graves hechos de corrupción que afectaron y afectan tan gravemente al país”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Así como se reacciona con fuerza frente a la participación de un grupo terrorista como Sendero Luminoso, me parece que un grupo político [como el fujimorismo] que fue responsable de la más grave corrupción política del Perú, más de 14 mil millones del Estado perdidos, 50% del desarrollo nacional perdido, más de 1400 millones por año, me parece que no tiene autoridad”, señaló.

La misma lógica

Indicó, en ese sentido, que el fujimorismo no tiene autoridad para estar presente en la escena política nacional y menos en el control del Congreso. Dijo que está muy bien que se rechace cualquier expresión asociada al terrorismo, y que con esa misma lógica se tiene que actuar en el caso del fujimorismo.

“Cualquier expresión asociada al terrorismo, por supuesto que está muy bien marginada y excluida de la escena política democrática. Yo lo que sostengo es que con esa misma lógica de coherencia, el grupo que representa el régimen político que es responsable de la mayor parte de los problemas que hoy tiene el país, no tiene autoridad moral ni política para estar en la escena nacional”, apuntó.

“Acá hay un escenario muy delicado de situaciones absolutamente intolerables, como el hecho de que el fujimorismo haya tenido ese nivel de participación política que le permita tener la mayoría del Congreso, el hecho de que no se cuestione la legitimidad de la mal llamada Constitución de 1993 o la incoherencia de quienes no se refieren a la necesidad de abrogar de esta constitución”, apuntó.

PPK debe liderar reforma política

Recalcó, finalmente, que hay un problema de legitimidad en la estructura constitucional y que le parece que es inconsecuente plantear reformas del Estado parciales, pues “no van a conducir a nada”. Enfatizó que el presidente tiene toda la legitimidad y autoridad para liderar la reforma política, pues está a cargo del poder del Estado, y se espera una actitud de ese nivel.

“Yo creo que contrariamente a lo que se piensa que una lógica de dinámica de política consistente en complacer al fujimorismo y no entrar en contradicción con este, lo mete en problemas. Creo que una lógica que se articule en consonancia con los intereses históricos y estratégicos del país es lo que el país requiere”, declaró.

“Si el presidente confiara en el pueblo peruano, lanzaría esta reforma, porque tendría un apoyo nacional que cualquier oposición a esta reforma sería vituperada y minúscula, y no tendría mayor expresión, pero si se gobierna en función sobre lo que el fujimorismo dirá, yo creo que el presidente está seriamente sobre sus potencialidades y posibilidades de gobierno”, detalló.