Por: Red Ama LLulla

En medio de versiones que tratan de poner en duda la legitimidad de las elecciones, la autoridad electoral ha informado que el país cuenta con más de 100 observadores electorales acreditados para el proceso que se llevará a cabo el domingo 6 de junio. El grupo de supervisores procede de 22 países. En este explicador te presentamos algunos conceptos y datos necesarios para comprender su papel y alcance dentro y fuera del Perú.

Los observadores electorales son supervisores nacionales o internacionales que cumplen el rol de presenciar y verificar la “probidad, limpieza y transparencia de las elecciones” en el territorio nacional y en las mesas de sufragio instaladas en el extranjero, de acuerdo con la resolución Nº 0307-2020-JNE, que aprueba el reglamento de este mecanismo. 

Entre sus funciones, los observadores cumplen con  revisar las actividades de la jornada electoral que van desde la instalación de las mesas de sufragio, el acondicionamiento de las cámaras secretas, la conformidad de las cédulas de votación, las actas, las ánforas y cualquier otro material electoral, hasta el escrutinio, el cómputo de la votación y el traslado de las actas electorales al final de la jornada.

Según el reglamento aprobado por el JNE, las obligaciones de los observadores electorales incluyen: presentar un plan de observación; informar a las autoridades competentes de todas las actividades presuntamente delictivas relacionadas con el proceso electoral, así como de las violaciones a la ley electoral que fueran de su conocimiento; informar a las autoridades electorales de cualquier denuncia, reclamo o queja que pudieran haber recibido durante el proceso electoral; y entregar al JNE un informe final de su labor, debidamente documentado.

¿Quiénes y cuántos observadores participarán en el balotaje?

Ahora bien, el Pleno del JNE informó que 150 observadores de organizaciones nacionales e internacionales fueron acreditados para dar seguimiento a la elección presidencial de este domingo 6 de junio. De ese total, 99 observarán las votaciones en Perú, y 51 harán lo propio en el extranjero. 

“Todos los organismos y organizaciones electorales internacionales permitirán dar cuenta a la comunidad nacional e internacional sobre la limpieza de los comicios y de lo incuestionable de sus resultados”, sostuvo el JNE a través de una nota de prensa, publicada el jueves 3 de junio.

En detalle, los organismos que cuentan con autorización provienen de 22 países

Según la Oficina de Cooperación y Relaciones Internacionales del JNE, la mayor cantidad de observadores acreditados, 34, pertenece a la Organización de los Estados Americanos (OEA). Los miembros de este grupo proceden de Argentina, Colombia, Paraguay, Uruguay, Ecuador, Estados Unidos, México, Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Panamá, así como de España y Suiza. 

El segundo grupo más grande de observadores procede de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (UNIORE), con 20 integrantes; le siguen el Comité Ecuatoriano de Derechos Humanos y Sindicales (CEDHUS), con 14 miembros; el Observatorio Electoral de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (COPPPAL), con 8 personas; y la Federación Interamericana de Abogados (FIA), con 6 participantes. 

Además, el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de Argentina consiguió acreditar a un miembro, los representantes del Cuerpo Diplomático en el Perú a 4 de sus integrantes, y la delegación de la Unión Europea en el Perú a 3. 

Por último, la Asociación de Juristas de Iberoamérica y el Observatorio de la Democracia del Parlamento del Mercosur acreditaron a cinco observadores cada uno. 

De otro lado, la votación de los peruanos en el extranjero también contará con observadores de distnitos países y organizaciones. 

Por ejemplo, la OEA participará en estas labores con seis delegados; el Instituto de la Democracia y Elecciones (IDEMOE), con 23; la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA), con 21; y la Federación Interamericana de Abogados (FIA), con un delegado. 

La participación de observadores internacionales es de conocimiento público desde antes de la primera vuelta electoral. Por ejemplo, el último 28 de abril, la OEA presentó un informe preliminar con los resultados de su observación de las elecciones del 11 de abril del 2021

La misión de la OEA, encabezada por el excanciller de Paraguay Rubén Ramírez Lezcano, realizó un análisis integral de la jornada electoral junto a especialistas en organización y tecnología electoral, seguridad informática, entre otros campos. 

“La Misión, que mantiene presencia en terreno para dar seguimiento a los preparativos de la segunda vuelta, destaca el trabajo de las autoridades y funcionarios/as de las distintas instituciones electorales de Perú, quienes llevaron adelante sus labores en medio de un contexto de enorme complejidad, marcado por la pandemia”, se lee en el comunicado oficial de la OEA.

Por su parte, el 12 de abril, la Unión Interamericana de Organismos Electorales (UNIORE) también dio cuenta de sus observaciones de la primera vuelta en el país.

Las acreditaciones de los observadores internacionales fueron publicadas en su momento en el diario oficial El Peruano, como se muestra en la siguiente captura:

En marzo del 2021, el JNE y la OEA suscribieron un acuerdo con el fin de otorgar garantías a los observadores internacionales para el cumplimiento de sus labores en los comicios presidenciales del 11 de abril y 6 de junio, respectivamente. 

Según un reporte del Diario El Peruano, el acuerdo establece que “el JNE se compromete a efectuar las coordinaciones para el libre desplazamiento y movimiento de los observadores, así como para su acceso a todos los centros de votación, a las actas electorales de las mesas de votación y a toda la información pública sobre la organización, dirección y supervisión”.

El jueves 3 de junio, el presidente del Jurado Nacional de Elecciones, Jorge Luis Salas Arenas, sostuvo un encuentro con las delegaciones acreditadas. “Las puertas de las tres instituciones del sistema electoral están absolutamente abiertas para que ustedes puedan realizar sus funciones y labores”, agregó el funcionario.

En los últimos días de la campaña, se viralizó un reclamo acerca de que algunas organizaciones no recibieron la acreditación del JNE, una versión recogida durante un mitin por el candidato Pedro Castillo. Sin embargo, varios expertos independientes aclararon de inmediato que las solicitudes fueron rechazadas por estar fuera del cronograma oficial, pues el Jurado estableció que la fecha límite para acreditaciones era 15 días antes de la primera vuelta, es decir, el 27 de marzo

“Cualquier pedido después de esa fecha es extemporáneo”, precisó Iván Lanegra, secretario general de la Asociación Civil Transparencia.

Vale precisar que la acreditación de observadores se realiza para todo el proceso en su conjunto, y no por etapas.

Comments

comments